"Educar es servir desinteresadamente a la vida” 

Padre Jose Kentenich

Sobre nosotros

"Hace más de 8 años que supe sobre la Fundación Niños de María, mediante una invitación a conocer el trabajo que realiza la misma a favor de niños y jóvenes del sector "La Comuna de Santa Clara de San Millán" (subida al Teleférico de Quito), que por sus condiciones de calidad de vida en sus hogares, unido a su precaria situación económica, necesitan de un "ángel protector" que les de la oportunidad de ser acogidos y tener algo básico en sus vidas... como cariño y amor, forjando en su realidad del día a día y hacia futuro, una visión positiva y oportunidad para convertirse en hombres y mujeres de bien.

La primera impresión al conocer la obra y últimamente colaborar con ella, fue un cuestionamiento y una invitación a dar un poco de nuestro tiempo hacia los demás, a los que más necesitan, es cuestionable la cantidad de bendiciones y oportunidades que recibimos de Dios y no devolvemos nada o casi nada hacia los demás. Al momento, existen muchos niños candidatos para ingresar a la fundación, sin embargo por falta de recursos y apoyo, se tiene que entrar en la penosa tarea de "seleccionar" a quien se le acoge y a quien no.... son niños con condiciones extremas de vida.., quedando en nuestras conciencias esa realidad........., les invito a abrir su corazón y beneficiarse de estas gracias que se obtienen al darse la oportunidad de ayudar...., es una recompensa que es muy difícil describir......, hay opciones de hacerlo, ya sea directamente con la posibilidad de apadrinar un niño, ayudar con ropa, alimentos o algún bien hacia la misma o simplemente ......con una oración para esta obra de Dios". Saludos, Andrès Jervis.

 

"Cuando no teníamos nada, la Fundación nos supo apoyar, a mi familia y a mí. Nos educaron bien, nos enseñaron a respetar a las personas, a creer que hay un mundo mejor, a luchar por nosotros mismos y a contar con  la mamita Virgen que me cuida.  Ahora trabajo como auxiliar de profesora,  es muy bonito enseñarle a los niños y ayudar a su desarrollo futuro ." Jessica (ex alumna)

 

"He cambiado como madre y como persona. Porque antes no tenía donde apoyarme y realmente he sido años maltratada de mi marido y ahora él ha cambiado bastante." María José (madre de familia)

 

"Fuimos descubriendo cosas maravillosas, nos dimos cuenta de que no solo estábamos aportando para educar a un niño sino para transformarlos íntegramente, para cambiar su dura realidad en un ser con esperanza, con ganas de luchar y sobre todo con un autoestima muchísima más alta que la mayoría de niños que viven en esta realidad económica y emocional tan compleja." Gabriela Aguirre (donante)